Presenciamos y disfrutamos en primera fila de un nuevo concierto de la Orquesta Juvenil del Sodre, en el Auditorio Nacional del Sodre:
El tercer movimiento del clásico concierto para trompeta de Haydn, como siempre, impecable. El trompetista invitado, Pacho Flores (Venezuela), se destacó como un virtuoso, con un sonido limpio, impecablemente atacado y afinado. Más aún se pudo lucir en los Aires Gitanos de Sarasate, una de las obras más difíciles para violín, pero interpretada nada menos que en trompeta, un desafío al que solo un gran instrumentista se atrevería. Y el público así lo reconoció con gran aplauso y ovación (Aunque podría haber sido un poco menos tímido y brindarle un buen aplauso de pie, como bien se lo merecía, al momento de cerrar su actuación y despedirse del público. Aún cuando quedaba otra obra a ser interpretada por parte de la orquesta, en ningún manual dice que el aplauso de pie se deba reservar para el final de un espectáculo, sobretodo cuando se trata de celebrar la presentación de un gran artista).
Finalmente la OJS interpretó Cuadros de una Exposición, de Musorgsky. Allí fue donde más se destacó el fino trabajo del director invitado Sylvain Gasancon, quien supo sacar lo mejor de los jóvenes talentos de la orquesta.





Entradas populares de este blog

Los mitos del alunizaje

Einstein: Sobre la Electrodinámica de los Cuerpos en Movimiento

¿Qué invadimos ahora?

Noam Chomsky - Requiem por el Sueño Americano

Solución al problema de medir aceleraciones usando un teléfono inteligente: enfrentando a la relatividad general.

Física: El principio de equivalencia o cómo resolver el problema de medir ángulos y aceleraciones reales con Smartphones

La Física de Usain Bolt