La magnífica Muza. Así le dicen a la pianista lituana que hoy nos regaló los dos primeros conciertos para piano de Franz Liszt. La orquesta del sodre por su parte impecable, pasando por uno de sus mejores momentos de la mano del maestro Stefan Lano. Previo a cada concierto interpretaron de forma brillante dos oberturas de Wagner: Los Maestros Cantores y Tristán e Isolda (en tándem con "muerte de amor", de la misma ópera).