Antes del Big Bang

Martin Bojowald (el autor del libro) es un adepto de la Cosmología Cuántica de Bucles, la disciplina hermana de la Gravitación Cuántica de Bucles a la que se dedica Jorge Gambini. Por cierto que el autor menciona los trabajos de Gambini junto a Jorge Pullin, así como hace referencia de igual modo a otras figuras cardinales de este campo de la ciencia como pueden ser Lee Smolin o Abhay Ashtekar.
El libro comienza con tres capítulos dedicados a la relatividad, a la cuántica y a las matemáticas, los tres pilares en los que se apoya toda teoría cosmológica moderna. Luego introduce las nociones básicas de la gravitación cuántica refiriéndose por un lado a la famosa teoría de cuerdas y por otro a la gravitación cuántica de bucles. Más allá de su objetividad, Bojowald no deja pasar la oportunidad en repetidas ocasiones de criticar de forma mordaz a la teoría de cuerdas, ya sea por su falta de datos observacionales, ya sea por la falta de humildad casi mística que algunos cuerdistas sostienen al considerar su teoría M como algo mágico o misterioso, casi para iniciados. Es decir, algo que huele muy poco a ciencia.
La parte central del libro se dedica a la cosmología observacional y a los agujeros negros, en los cuales la relatividad y la cuántica se dan la mano sin saberse todavía cómo.
Según Bojowald la cosmología cuántica de bucles permitiría eliminar el problema de las singularidades, como la del Big Bang, el cual podría interpretarse como el rebote de un universo anterior. El estado discreto del espacio y del tiempo sería la explicación por la cual la singularidad no sería tal y por la cual se podría verificar experimentalmente -en algún momento- la presencia en nuestro universo actual de algo de información anterior al Big Bang. Aún cuando el proceso de rebote produce una pérdida de memoria cósmica casi completa, algunos elementos reconocibles perdurarían. Estas ideas son el corazón del libro y le dan su título.
Los cuatro últimos capítulos se dedican a cuestiones epistemológicas muy interesantes como la dirección del tiempo, concepciones cosmológicas, y una discución muy interesante sobre la imposibilidad de contar una teoría universal única que al mismo tiempo presente unicidad de soluciones. Es decir que, o tenemos una única teoría con múltiples soluciones (como le pasa a la teoría de cuerdas) o tenemos una multitud de teorías diferentes cada una con solución única.

Entradas populares de este blog

Los mitos del alunizaje

¿Qué invadimos ahora?

Noam Chomsky - Requiem por el Sueño Americano

Einstein: Sobre la Electrodinámica de los Cuerpos en Movimiento

Solución al problema de medir aceleraciones usando un teléfono inteligente: enfrentando a la relatividad general.

Física: El principio de equivalencia o cómo resolver el problema de medir ángulos y aceleraciones reales con Smartphones

La Física de Usain Bolt