Levitación diamagnética

He aquí unas fotos caseritas que saqué hace un rato, de un trozo de grafito pirolítico flotando por encima de un conjunto de imanes de neodimio. El grafito pirolítico es un material fuertemente diamagnético, es decir, un material con susceptibilidad magnética muy negativa. Esto significa que en presencia de un campo magnético, el material se magnetiza generando un campo magnético opuesto, lo que tiene como consecuencia que el material resulte repelido por la fuente de campo magnético. Esto es lo contrario de lo que ocurre con los materiales paramagnéticos o ferromagnéticos que son atraídos por las fuentes de campo magnético (como ocurre con el hierro, por ejemplo). Todos estamos acostumbrados a la atracción magnética por lo comunes que son los materiales ferromagnéticos y porque estos tienen valores de susceptibilidades enormes. En cambio el diamagnetismo es casi desconocido en la vida cotidiana porque en general los materiales diamagneticos presentan susceptibilidades muy pequeñas y por lo tanto las fuerzas de repulsión son casi inapreciables. El grafito pirolítico es una excepción, un material fabricado con una estructura especial que le confiere un gran diamagnetismo. Eso sumado a su baja densidad y a los fuertes campos magnéticos que se consiguen con los imanes de neodimio hacen que el fenómeno sea apreciable, como en estas fotografías que comparto.


Entradas populares de este blog

Los mitos del alunizaje

¿Qué invadimos ahora?

Noam Chomsky - Requiem por el Sueño Americano

Einstein: Sobre la Electrodinámica de los Cuerpos en Movimiento

Solución al problema de medir aceleraciones usando un teléfono inteligente: enfrentando a la relatividad general.

Astronomía con Smartphone

Física: El principio de equivalencia o cómo resolver el problema de medir ángulos y aceleraciones reales con Smartphones