Don Giovanni de Mozart en el Solís

El aspecto más destacado de esta noche de ópera, fueron sin lugar a dudas las voces de los solistas: la italiana Joanna Paris (Donna Anna), con una potencia y proyección increíbles, la uruguaya María Antúnez (Donna Elvira), el uruguayo Marcelo Guzzo (Don Giovanni), el argentino Lucas Debevec-Mayer (Leporello), el polaco Alexander Teliga (Il Commendatore) y el uruguayo Martín Nusspaumer (Don Ottavio). Excelentes y disfrutables todos. La música estuvo correcta por parte de la Orquesta Filarmónica de Montevideo, bajo la batuta de Carlo Tenan, de Italia. Lo que realmente no me convenció es esta oportunidad fue la puesta en escena a cargo del español Curro Carreres. La historia es ubicada en la España de la guerra civil y termina entre fusilamientos y escenas que recuerdan a Goya, pero que no tienen ni la elegancia ni el sentido que podría tener la historia ubicándose en épocas anteriores. Punto aparte representan los videos que se proyectaron en el fondo durante las diferentes arias. Algunos no aportaban nada interesante y en el mejor de los casos funcionaban como distractivos, mientras que otros simplemente rayaron casi en lo burdo.
En fin, uno se siente agradecido cada vez que en nuestro medio se ofrecen nuevas presentaciones y espectáculos, y esta no es la excepción. La música de Mozart llenó la atmósfera y el alma. Pero sentirse agradecido no niega la posibilidad de no compartir algunas propuestas. Porque aunque también se agradece la innovación, en este caso no parece haber sido la elección más adecuada.






Entradas populares de este blog

Los mitos del alunizaje

¿Qué invadimos ahora?

Noam Chomsky - Requiem por el Sueño Americano

Einstein: Sobre la Electrodinámica de los Cuerpos en Movimiento

Solución al problema de medir aceleraciones usando un teléfono inteligente: enfrentando a la relatividad general.

Astronomía con Smartphone

Física: El principio de equivalencia o cómo resolver el problema de medir ángulos y aceleraciones reales con Smartphones