Gran Premio Nacional 2012 a la Labor Intelectual

Esta semana el Ministerio de Educación y Cultura anunció el Gran Premio Nacional 2012 a la Labor Intelectual para el físico Rodolfo Gambini y para el poeta Washington Benavides.
Excelente noticia para quienes admiramos la trayectoria de estos dos grandes pensantes uruguayos. Más interesante todavía si se considera el actual debate sobre la relación entre las Humanidades y las Ciencias, dos grandes pasiones que nunca deberían considerarse por separado.
Nuestro humilde homenaje a través de una imagen:


Decía Albert Einstein (New York Times, 1952):
"No basta con enseñar a un hombre una especialidad. Aunque esto pueda convertirle en una especie de máquina útil, no tendrá una personalidad armoniosamente desarrollada. Es esencial que el estudiante adquiera una comprensión de los valores y una profunda afinidad hacia ellos. Debe adquirir un vigoroso sentimiento de lo bello y de lo moralmente bueno. De otro modo, con la especialización de sus conocimientos más parecerá un perro bien adiestrado que una persona armoniosamente desarrollada. Debe aprender a comprender las motivaciones de los seres humanos, sus ilusiones y sus sufrimientos, para lograr una relación adecuada con su prójimo y con la comunidad. Estas cosas preciosas se transmiten a las generaciones más jóvenes mediante el contacto personal con los que enseñan, no (o al menos no básicamente) a través de libros de texto. Es esto lo que constituye y conserva básicamente la cultura. Es en esto en lo que pienso cuando recomiendo "el arte y las letras" como disciplinas importantes y no sólo el árido y estéril conocimiento especializado en los campos de la historia y de la filosofía. La insistencia exagerada en el sistema competitivo y la especialización prematura en base a la utilidad inmediata matan el espíritu en que se basa toda vida cultural, incluido el conocimiento especializado. Es también vital para una educación fecunda que se desarrolle en el joven una capacidad de pensamiento crítico independiente, desarrollo que corre graves riesgos si se lo sobrecarga con muchas y variadas disciplinas. Este exceso conduce inevitablemente a la superficialidad. La enseñanza debería ser de tal naturaleza que lo que se ofreciese se recibiera como un don valioso y no como un penoso deber."

Entradas populares de este blog

Los mitos del alunizaje

Einstein: Sobre la Electrodinámica de los Cuerpos en Movimiento

¿Qué invadimos ahora?

Noam Chomsky - Requiem por el Sueño Americano

Solución al problema de medir aceleraciones usando un teléfono inteligente: enfrentando a la relatividad general.

Física: El principio de equivalencia o cómo resolver el problema de medir ángulos y aceleraciones reales con Smartphones

La Física de Usain Bolt