Los Casal

Tal vez sea culpa mía por ir a un concierto a ciegas pero los cierto es que Los Casal no era lo que esperaba. Esperaba mucho más celta, tradicional. Y a pesar de los momentos con gaita escocesa, o con bailarina, o con cantante, nada de eso alcanzó para llegar a un clima netamente celta. Fue mucho más candombe-rock-jazz que celta. Pero bien, ese parece ser el perfil de la banda y está perfecto. El equivocado fui yo al esperar otra cosa. Por otra parte la buena música quedó empañada por una amplificación demasiado cargada. Es uno de esos conciertos en el que uno está esperando que llegue lo bueno y lo bueno nunca llega. Se podría decir que lo bueno estuvo en algunos momentos de lucidez que no supieron mantenerse más allá de su fugaz aparición. Hay que destacar sin embargo que los ocho músicos que pasaron por el escenario son todos muy buenos, cada uno en lo suyo, hasta excelentes, como el caso del invitado de lujo Popo Romano. Sin embargo el sonido global no logró conmover. Sea porque la banda así lo quiere o porque hacen lo que pueden o simplemente porque la amplificación no fue la adecuada. En fin, un espectáculo que no está mal pero que podría mejorar muchísimo si por ejemplo fuera acústico unplugged y si se mejoraran algunas cosas desde el punto de vista escénico como para que parezca más profesional y menos de entre casa. Menciono solo un ejemplo: el nivel de amplificación era tan elevado que no permitía apreciar el bajo continuo que producen los típicos bordones de la gaita. El espectáculo tuvo lugar este sábado en la Sala Zitarrosa, presentado como su 9º concierto de navidad y lanzamiento de su DVD (10 años de Los Casal) filmado en la misma sala a mitad del año 2012.







Entradas populares de este blog

Los mitos del alunizaje

Einstein: Sobre la Electrodinámica de los Cuerpos en Movimiento

¿Qué invadimos ahora?

Noam Chomsky - Requiem por el Sueño Americano

Solución al problema de medir aceleraciones usando un teléfono inteligente: enfrentando a la relatividad general.

Física: El principio de equivalencia o cómo resolver el problema de medir ángulos y aceleraciones reales con Smartphones

La Física de Usain Bolt