Festival Mozart

Diego Naser dirigió la Orquesta Filarmónica de Montevideo, en el Teatro Solís, en un programa Mozart, integrado por el Divertimento Nº1, el Concierto para violín y orquesta Nº3 y la Sinfonía Nº40. La penúltima sinfonía de Mozart es una de las joyas del género de todos los tiempos y al mismo tiempo una de las más populares. Una actuación impecable, perfectamente ajustada, con la única mención de que en lo personal prefiero un tempo levemente más lento para el menuetto, el tercer movimiento de la sinfonía y un poco más rápido (assai,- como indica el autor) para el último movimiento. Pero eso son gustos personales, lo importante es que la orquesta sonó mejor que nunca. En el concierto para violín actuó el argentino Elías Gurevich, mulipremiado y de extensa trayectoria, destacado en grupos tan prestigiosos como la Camerata Bariloche o la Orquesta Filarmónica de Buenos Aires. Fue un lujo escucharlo. Simplemente brillante.