Noche Wagner con Tristán e Isolda

La Ossodre recordó los 200 años del nacimiento de Richard Wagner con un concierto extraordinario dedicado a momentos destacados de la ópera Tristán e Isolda. Esta obra, con su famoso "acorde de Tristán", marca un antes y después en el devenir de la historia de la música. Y en general la obra de Wagner en su conjunto marca una revolución en el desarrollo del arte que impactó profundamente en lo que sería el siglo XX y lo que va del XXI.
Lo más destacado de la noche, en mi humilde entender, fue la actuación del barítono argentino Hernán Iturralde, en el papel del Rey Marke, con impecable y poderosa emisión. Excelente voz e interpretación. Más allá de la presencia de la soprano Eiko Senda, a la que nos hemos habituado en nuestro medio, y quien dominó con solvencia su papel como Isolda, el concierto en general no llegó a las alturas que la orquesta nos tiene acostumbrados en los últimos tiempos.
Cabe destacar -aunque por única vez en sentido negativo- que este es prácticamente el único homenaje que se le rinde en este bicentenario a Richard Wagner aquí en Uruguay. Lo que en otros países ha sido motivo de celebración de varios meses y cientos de conciertos especiales, aquí se reduce a una sola noche, con una versión reducida de concierto de una de sus óperas.






Entradas populares de este blog

Los mitos del alunizaje

¿Qué invadimos ahora?

Noam Chomsky - Requiem por el Sueño Americano

Einstein: Sobre la Electrodinámica de los Cuerpos en Movimiento

Solución al problema de medir aceleraciones usando un teléfono inteligente: enfrentando a la relatividad general.

Física: El principio de equivalencia o cómo resolver el problema de medir ángulos y aceleraciones reales con Smartphones

La Física de Usain Bolt