Sí a la Ley. No al Aborto.

SÍ A LA LEY. NO AL ABORTO. No voto el domingo aunque no acepto el aborto. Filosóficamente no lo acepto porque estoy convencido de que la vida comienza en la concepción. Pero tampoco estoy de acuerdo con penalizar a la mujer. Los únicos que deben ir presos son los criminales de las "clínicas" clandestinas, esos sí que deben ser penalizados. Pero la mujer no. La mujer en esa situación debe ser ayudada. Esa ayuda empieza mucho antes con la educación, como siempre y con la prevención. Llegado el caso esa ayuda llegará de la mano de la contención y el apoyo que esta ley le ofrece a la mujer. Luego queda la libertad de cada cual ante su conciencia. No estoy de acuerdo con que se defienda una cultura del aborto. Pero esta ley significa reducción de daños y una situación preferible a la anterior. Por eso no voto.

Por maternidades responsables.
Por infancias y maternidades más que dignas, felices.

Jorge Drexler y Pedro Guerra
CUÍDAME


Comparto palabras y opiniones diversas de:
- Leandro Grille (bioquímico, político y periodista).
- Juan José Di Génova (médico y militante político).
- Tabaré Vázquez (médico y político).

Leandro Grille (15/6/2013)
"No estoy de acuerdo con ese discurso que sugiere que un embrión es una parte indisociable del cuerpo de la mujer grávida, por lo cual la mujer tiene derecho a disponer de él como de sus uñas. Tampoco estoy de acuerdo con ese artefacto de que la vida empieza cuando se cierra el tubo neural o en la semana 12 de gestación. Para mí la vida es vida un instante después de la reacción acrosómica. Sin embargo, yo no voy a votar mañana. Para mí el Código Penal es enorme. Probablemente hay que reducirlo a la mitad. No se puede abordar cada problema de la sociedad con la máquina de tipificar conductas. Hay que despenalizar el aborto y hay que despenalizar la sociedad o, por lo menos, abandonar la pretensión de que cada discordia, en cualquier plano, se resuelva mediante juzgados, fiscalías, garrote y penas de prisión o penitenciaría."

Tabaré Vázquez (7 mayo 2013):
"La calidad de persona se debe atribuir desde la existencia como tal, incluso cuando no nació. Porque no es un algo que se convierte en alguien, sino que es alguien desde el principio. [...] Ningún científico medianamente sensato puede negar que el cigoto, fruto de la fusión de dos células, es un individuo distinto del padre y la madre. La filiación no está determinada por la anidación, sino por la fecundación y esto no es una cuestión de fe religiosa, sino de una certeza de la biología. [Citando a Angelo Luigi Vescovi (biólogo y farmacólogo italiano)]: 'el embrión es un ser humano, esto es innegable y cualquier intento de hacer comenzar la vida humana en una etapa posterior es arbitrario y no sostenible por argumentación científica'."

Tabaré Vázquez (14 nov 2008):
I. Hay consenso en que el aborto es un mal social que hay que evitar.
II. Sin embargo, en los países en que se ha liberalizado elaborto, éstos han aumentado. En los Estados Unidos, en los primeros diez años, se triplicó, y la cifra se mantiene: la costumbre se instaló. Lo mismo sucedió en España.
III. La legislación no puede desconocer la realidad de la existencia de vida humana en su etapa de gestación, tal como de manera evidente lo revela la ciencia.
IV. La biología ha evolucionado mucho. Descubrimientos revolucionarios, como la fecundación in vitro y el ADN con la secuenciación del genoma humano, dejan en evidencia que desde el momento de la concepción hay allí una vida humana nueva, un nuevo ser. Tanto es así que en los modernos sistemas jurídicos –incluido el nuestro– el ADN se ha transformado en la ‹prueba reina› para determinar la identidad de las personas, independientemente de su edad, incluso en hipótesis de devastación, o sea cuando prácticamente ya no queda nada del ser humano, aun luego de mucho tiempo.
V. El verdadero grado de civilización de una nación se mide por cómo se protege a los más necesitados. Por eso se debe proteger más a los más débiles.
VI. Porque el criterio no es ya el valor del sujeto en función de los afectos que suscita en los demás, o de la utilidad que presta, sino el valor que resulta de su mera existencia. 

CARTA DEL Dr. JUAN JOSÉ DI GÉNOVA A TABARÉ (17 de mayo 2013):
Deseo hacer mi aporte al tema que se plantea en éste artículo de una periodista y su visión, sobre Tabaré y su actitud referente a la Ley de Interrupción voluntaria del embarazo (IVE).
Mi actitud frente a esta Ley es sumamente positiva y expondré mis razones:
1º) Filosóficamente estoy contra el aborto, pues es matar a un ser vivo e indefenso. Estoy contra toda violencia, guerras, genocidios, etc.-
2º) Estoy de acuerdo que la madre tiene derecho a decidir sobre su cuerpo (de ella) pero no de otro (el embrión) que no es "consultado".-
3º) Sin embargo entiendo que la Ley aprobada debe existir (se podrá discutir el texto si es mejor "legalizar" o "despenalizar") pero es un paso adelante por los siguientes motivos:
- la mujer que decide hacerse un aborto lo va a hacer de cualquier modo y a cualquier costo, legal o ilegal.
Las condiciones de ilegalidad que han estado presentes desde hace muchos años, incentivó a las mafias aborteras (cuantas riquezas de "Profesores Médicos" hemos visto crecer al "bajo precio de la necesidad" de embarazadas, sin quererlo,  pero decididas a toda costa, cueste lo que cueste a realizarlo!!!)
- esta Ley permite pasar de un hecho ilegal clandestino, a uno Legal, hecho correctamente y con todas las garantías de un cuidado completo y eficiente.-
- Esta Ley no promueve el aborto, al contrario da las opciones para recapacitar y pensar otras posibilidades al ser oídas y aconsejadas por un trío de ginecólogo, sicólogo y asistente social que las oye y les muestra los distintos caminos posibles a seguir dándoles un plazo de 5 días para repensar su situación y exponerla luego, sin presiones de ningún tipo. Si el aborto fuera clandestino por un único afán de riqueza mal habida, esto no sucedería.
-Y el resultado ya se hizo evidente!!! En el primer mes de establecida la nueva Ley,  un 20% de las mujeres que concurrieron y fueron informadas, desistieron hacer su aborto en forma voluntaria. Seguramente no hubieran desistido si fuera ilegal.
4º) Los furibundos "defensores de la vida" en la práctica es como si fueran "defensores de la ilegalidad" más que de la vida pues en largos períodos donde los abortos se hacían en cada esquina y se mataba por plata, nunca oí acciones concretas y evidentes para eliminar los focos de abortería que todos sabían donde estaban ¿lo del avestruz o hipocresía?
5º) En mis 35 años de actuación médica he visto de todo; desde mujeres "antiaborto furibundas, hasta el día que sin quererlo, quedaron embarazadas y llorando pedir un aborto para salvar "su dignidad" como antes de los anticonceptivos el método que usaban nuestras puras abuelitas era el aborto con la partera del barrio. Conocí a una matrona respetable con 36 abortos encima....Y estoy seguro que estas anécdotas puntuales es la regla en la intimidad ...
6º) Por eso entiendo que considerando todas éstas realidades, es que ésta Ley es por lejos el mal menor. Y que debe permanecer.
Que me perdone el querido Tabaré, pero es un ser humano como todos y no infalible
Juan José Di Génova



Entradas populares de este blog

Los mitos del alunizaje

¿Qué invadimos ahora?

Noam Chomsky - Requiem por el Sueño Americano

Einstein: Sobre la Electrodinámica de los Cuerpos en Movimiento

Solución al problema de medir aceleraciones usando un teléfono inteligente: enfrentando a la relatividad general.

Astronomía con Smartphone

Física: El principio de equivalencia o cómo resolver el problema de medir ángulos y aceleraciones reales con Smartphones