Brahms: el más clásico entre los románticos

Muchos podrán discrepar con esta afirmación, pero Brahms es el más clásico de los románticos.
Y esto no abre juicio de valor como mejor ni peor, pero sí marca el sello de carácter de este compositor alemán. Lejos de ser una contradicción, es uno de los rasgos que más lo afirman como figura clave del romanticismo musical. Es clásico entre los románticos en su oposición ante la estética renovadora de Liszt y de Wagner. Y al mismo tiempo es ese sentido conservador lo que en cierto modo más lo marca como romántico, en ese mirar nostálgico hacia el pasado. Y es en ese marco que se desarrolla la originalidad y creatividad que destacan a Brahms como uno de los grandes compositores universales.
Esta noche fue prueba de eso, una vez más. En el Auditorio Nacional, la Ossodre, dirigida por el maestro Stefan Lano, interpretó la 3ª sinfonía. La segunda parte correspondió al 2º concierto para piano y orquesta, con el pianista argentino Alexander Panizza como solista, quien nos regaló el Intermezzo Op. 118 nº2, también de Brahms.
Nota al margen: Un detalle no menor, el piano estaba desafinado, muy poco pero lo suficiente como para notarse. Lo usual sería que el afinador hiciera los ajustes previos al concierto justo después de que se moviera el piano, pero esta vez no fue así.









.

Entradas populares de este blog

Los mitos del alunizaje

Einstein: Sobre la Electrodinámica de los Cuerpos en Movimiento

¿Qué invadimos ahora?

Noam Chomsky - Requiem por el Sueño Americano

Solución al problema de medir aceleraciones usando un teléfono inteligente: enfrentando a la relatividad general.

Física: El principio de equivalencia o cómo resolver el problema de medir ángulos y aceleraciones reales con Smartphones

La Física de Usain Bolt