Armenia: 100 años de memoria

100 años después, una noche por la memoria, una noche de celebración de la cultura armenia.

El 24 de abril de 1915 comenzaba una de las peores atrocidades del siglo XX, la cual se extendió durante 8 años y acabó con la vida de más de un millón de armenios. Una de las peores demostraciones xenófobas de la historia. El primer genocidio del siglo y lamentablemente no el último. La historia nos dice que vendrían tiempos peores. Momentos que no deben ser olvidados, para que no se vuelvan a repetir jamás.

Hoy se cumplen 100 años y la Orquesta Sinfónica y el Coro del Sodre, reunidos bajo la impecable batuta del Mtro. Álvaro Hagopian y la preparación coral del Mtro. Esteban Louise, interpretaron obras de tres de grandes compositores: Aram Khachaturian, Alexander Arutiunian y Edgar Hovhannisian. Un hermoso concierto con obras de gran sensibilidad y fineza estética, interpretadas notablemente por nuestros músicos del Sodre.

Vale citar las palabras del presidente del Sodre, Jorge Orrico, en el programa del concierto:

"¿Quién se acuerda de los armenios?",
preguntó Hitler a uno de sus secuaces cuando éste le manifestó ciertas dudas sobre la reacción que podría provocar, en el resto del mundo, el conocimiento de las masacres que se estaban perpetrando en aplicación de la doctrina nazi. 
Y sin embargo, cien años después de aquel crimen abominable que le costó la vida a más de un millón y medio de armenios asesinados por el solo hecho de ser tales, aquí estamos nosotros, hombres y mujeres de paz, para contestarle al monstruo que no hemos olvidado. Y vendrán generaciones que nos sucedan, y seguiremos sin olvidar. Porque nuestra memoria es terca y el olvido sería como asesinar nuevamente a nuestros hermanos. Hoy desde este país, ubicado al sur del sur del continente americano, nuestro homenaje será con el mejor de los lenguajes que es el de la música. Aquí, desde el Estudio Auditorio del Sodre, ícono insoslayable de la cultura nacional, los artistas darán lo mejor de sí y nosotros abriremos nuestros corazones, sin odio, sin rencor, plenos de un inagotable afán de justicia. Y desde esta sala y hacia el mundo entero resonará, sin estridencias pero con absoluta convicción, el grito eterno de

¡GUETSÉ AZADITIUN'É!

¡VIVA LA LIBERTAD!














.: REPERTORIO :.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Los mitos del alunizaje

¿Qué invadimos ahora?

Noam Chomsky - Requiem por el Sueño Americano

Einstein: Sobre la Electrodinámica de los Cuerpos en Movimiento

Solución al problema de medir aceleraciones usando un teléfono inteligente: enfrentando a la relatividad general.

Física: El principio de equivalencia o cómo resolver el problema de medir ángulos y aceleraciones reales con Smartphones

La Física de Usain Bolt