200 años de Carl Zeiss, leyenda de la óptica

Aquellos prismáticos del abuelo
que de niño me descubrieron el cielo...

Hace 200 años, el 11 de setiembre de 1816, nacía Carl Zeiss, un alemán que desde muy jóven se destacaría como un excepcional mecánico óptico, emprendedor e innovador.
A los 30 años instaló en la ciudad de Jena una fábrica de instrumentos científicos que rápidamente se haría célebre por su calidad, en particular por las mejoras introducidas en sus primeros microscopios y por los numerosos desarrollos posteriores. Su éxito fue la obsesión con la calidad, así como la visionaria actitud de buscar los límites de la ciencia y la tecnología como desafíos a conquistar y superar. Estas fueron las señas de identidad que signaron su vida y son las que han permanecido, reflejándose en las innumerables innovaciones realizadas por quienes continuaron su legado, transformando su nombre en una leyenda de la óptica.

Mi interés particular en la historia de Carl Zeiss no se limita únicamente a mi interés general por la historia de la ciencia, la tecnología, la óptica y la fotografía. En este caso se suma una fuerte componente emocional. Y es que mi primer contacto con el cielo a través de un instrumento óptico fue mediante unos binoculares Carl Zeiss pertenecientes a mi abuelo. Eran unos anteojos prismáticos 8x30, es decir que tenía lentes de 30 mm de diámetro, que magnificaba 8 veces las imágenes observadas. Tenía el sello original de Jena, la ciudad matriz de Carl Zeiss. Estos prismáticos tenían una óptica cristalina, impecable. Pasear la vista por la Luna con este instrumento era perfecto. Se parecía más a estar en una nave a poca distancia, contemplando nuestro satélite en forma directa, como si no hubiera ninguna lente interponiéndose en el camino de la luz. Lamentablemente aquellos queridos prismáticos fueron robados hace muchos años. La fotografía que puedo mostrar corresponde tan solo a un modelo similar.

#Óptica #Fotografía #Astronomía #Historia

Anteojos binoculares o anteojos prismáticos Carl Zeiss, Jena, 8x30, muy similares a los de mi abuelo.
El instrumento que me inició en la pasión por descubrir el cielo.



Junto a mis hermanos, en un viaje de verano, con los infaltables binoculares Carl Zeiss, c. 1983.






Las fotografías históricas que comparto más abajo pertenecen al kit de prensa ofrecido públicamente por zeiss.com

Carl Zeiss, c. 1850

Carl Zeiss, c. 1885

Primeros microscopios simples producidos desde 1847

Microscopio compuesto, 1891.

Tarjeta por el 50 aniversario de la fábrica Carl Zeiss, destacando los tres talleres de producción. 1896.




.: RESEÑA BIOGRÁFICA :.

WEB


Comentarios

Entradas populares de este blog

Los mitos del alunizaje

¿Qué invadimos ahora?

Noam Chomsky - Requiem por el Sueño Americano

Einstein: Sobre la Electrodinámica de los Cuerpos en Movimiento

Solución al problema de medir aceleraciones usando un teléfono inteligente: enfrentando a la relatividad general.

Astronomía con Smartphone

Física: El principio de equivalencia o cómo resolver el problema de medir ángulos y aceleraciones reales con Smartphones