Tristán e Isolda desde el MET

Para no perder la costumbre de escuchar a Wagner una vez por año en vivo (o casi), esta tarde estuvimos en el Teatro Solís presenciando el arranque de la temporada 2016/17 del Metropolitan Opera House de New York, con Tristán e Isolda. Obra cumbre del repertorio operístico y clave para la historia de la música universal a partir del célebre, influyente y revolucionario "acorde de Tristán". Tensión contenida, no resuelta a propósito, no con el fin de reprimir el deseo sino como puente hacia un desenlace aún mayor e incontenible.

El "acorde de Tristán", hito de la música occidental: intervalos de 4ª aumentada, 6ª aumentada y 9ª aumentada.


Aquí está, tal como suena en su "revolucionario" contexto, dentro del leitmotiv de Tristán:


Y aquí un fragmento de un documental sobre Wagner donde el actor inglés Stephen Fry (apasionado de Wagner), explora el acorde de Tristán:


Volviendo a la transmisión en directo desde el MET. Esta versión (aunque no llega al nivel de las versiones históricas) fue musicalmente impecable, algo que en general no falla tratándose del MET. La dirección musical estuvo a cargo del experiente Simon Rattle y los roles protagónicos por las excelentes voces de Nina Stemme (Isolda), Stuart Skelton (Tristán), Ekaterina Gubanova (Brangania) y René Pape (Rey Marke).

La puesta en escena, por otra parte, no terminó de convencer. Una de esas versiones extemporáneas tan usuales desde hace décadas pero que no siempre funcionan, que sitúan al original drama medieval en tiempo presente, con el riesgo que eso significa. Si bien el primer acto está bien resuelto y hasta resulta interesante y original por sus recursos técnicos, el balance global es pobre y termina quitándole fuerza al espectáculo global. Pese a todo hay varias ideas escénicas muy interesantes que bien vale destacar.

En definitiva, disfrutable tarde de ópera en New York con sabor montevideano. Reencuentro con un hito de la música occidental. La ópera que hace de la pasión contenida su eterno leitmotiv, desencadenado a partir de la belleza de un acorde revolucionario.



















Para escuchar, una de las versiones más destacada, dirigida por Karl Böhm en Bayreuth:



Comentarios

Entradas populares de este blog

Los mitos del alunizaje

¿Qué invadimos ahora?

Noam Chomsky - Requiem por el Sueño Americano

Einstein: Sobre la Electrodinámica de los Cuerpos en Movimiento

Solución al problema de medir aceleraciones usando un teléfono inteligente: enfrentando a la relatividad general.

Astronomía con Smartphone

Física: El principio de equivalencia o cómo resolver el problema de medir ángulos y aceleraciones reales con Smartphones