Año nuevo desde Ultima Thule

"Venient annis saecula seris,
quibus Oceanus vincula rerum
laxet et ingens pateat tellus
Tethysque novos detegat orbes
nec sit terris ultima Thule."

"Llegará una época,
cuando Océano desatará lazos
de la amplia tierra
cuando Tetis revelará nuevos mundos
y Thule ya no será la frontera final."

Séneca - Medea


En la antigüedad se asociaba a la mítica Thule con un continente o una isla lejana en el límite del mundo conocido. Más allá de Thule (ultima Thule), estaba lo desconocido. Ultima Thule era sinónimo de cualquier tierra más allá del mundo conocido. La humanidad fue creciendo y así también los límites del mundo se fueron expandiendo a la par del conocimiento. Hoy sabemos que el tamaño del universo supera los miles de millones de años luz y que nuestro enorme planeta es apenas un diminuto mundo dentro del Sistema Solar, que ocupa un rincón de una galaxia que es una más de entre cientos de miles de millones. La capacidad de exploración de la humanidad también se expandió desde navegar a lejanos continentes hasta salir de la Tierra y alcanzar la Luna y más allá. Hace una decena de siglos era una proeza alcanzar la lejana Thule desde el continente europeo, sea que esta fuera Irlanda, Islandia, Groenlandia o alguna otra costa lejana. Hoy no solo tenemos miles de aviones en vuelo cada instante conectando el planeta sino que durante las últimas décadas se han lanzado misiones espaciales para investigar la Luna, los planetas, sus satélites y varios cuerpos menores del Sistema Solar. Hoy en día la sonda Voyager 1, que fuera lanzada en 1977, se encuentra tres veces más lejos que Plutón, siendo el objeto artificial más distante y el primero en salir del Sistema Solar, convirtiéndose en un viajero interestelar,  adentrándose en el espacio profundo.

En esta saga de exploración espacial, el capítulo más reciente lo ha protagonizado la sonda New Horizons, que en el día de año nuevo de 2019 acaba de hacer historia al sobrevolar el objeto más distante y más antiguo jamás explorado, el objeto transneptuniano 2014 MU69, apodado "Ultima Thule", nuestra última frontera.



ULTIMA THULE Y EL CINTURÓN TRANSNEPTUNIANO

El cinturón transneptuniano también es conocido como cinturón de Kuiper en honor del célebre astrónomo Gerard Kuiper, que en la década de 1950 especuló sobre la existencia de una población de objetos más allá de la órbita de Neptuno. Antes, Kenneth Edgeworth, en la década de 1940 ya había especulado sobre la existencia de un reservorio de objetos helados más allá de Neptuno, por lo que a veces se habla del cinturón de Edgeworth-Kuiper. Sin embargo la primera demostración teórica de la existencia de este cinturón fue realizada por el astrónomo uruguayo Julio Ángel Fernández, en un notable artículo científico publicado en 1980: "On the existence of a comet belt beyond Neptune". Cabe mencionar que por su trayectoria, Fernández recibió el premio Kuiper 2018, otorgado por la división de ciencias planetarias de la Sociedad Astronómica de los Estados Unidos.

Julio Ángel Fernández, el primer astrónomo en demostrar teóricamente la existencia de una población de objetos transneptunianos. (+info sobre Julio)



Explorar la región transneptuniana es como viajar en el tiempo a los orígenes del Sistema Solar, pues los objetos de esa población han permanecido casi inalterados debido a su lejanía del Sol. La débil influencia gravitatoria así como la tenue energía que reciben del Sol hace que el envejecimiento de esos objetos sea extremadamente lento. Es así que conocer a estos objetos es casi como conocer al Sistema Solar tal como era en las primeras etapas de su formación hace 4500 millones de años.

Ultima Thule es uno de esos objetos. Fue descubierto en el año 2014 por el telescopio espacial Hubble. Tiene apenas 30 km de largo y demora casi 300 años en completar una órbita alrededor del Sol. Se encuentra a una distancia media que es 45 veces la distancia de la Tierra al Sol. Esto significa que la luz del Sol demora más de 6 horas en llegar a la superficie de Ultima Thule (así también las señales que envía New Horizons a la Tierra, de modo que si quisiéramos mantener una diálogo deberíamos esperar 12 horas para una respuesta). A esa distancia la luz del Sol es 2000 veces más débil que la que recibimos aquí en la Tierra. Pueden probar el siguiente experimento en sus casas: La luz del Sol que llega hasta Ultima Thule es equivalente a la luz que arroja una lámpara led de 5 Watts a 1,5 metros de distancia. 


MODELO A ESCALA

Para hacernos una idea del tamaño de Ultima Thule y de su distancia a la Tierra, podemos imaginar un modelo a escala. Hagamos que cada centímetro del modelo represente 1000 km del mundo real. En este modelo el tamaño de Ultima Thule sería de apenas tres décimas de milímetro, algo así como un grano de arena fina. Por su parte la Tierra sería como una esfera de poco más de 12 centímetros de diámetro, similar a un pomelo, mientras que el Sol sería una esfera de casi 14 metros de diámetro. La distancia del Sol a la Tierra sería de 1,5 km, mientras que Ultima Thule estaría a 65 km. Veamos, un grano de arena a 65 km de distancia.

Para quienes vivimos en Uruguay, este modelo a escala se podría visualizar ubicando al Sol en el planetario de Montevideo. El Sol sería una esfera de la mitad de diámetro del edificio del planetario. La Tierra sería un pomelo ubicado en el puerto del Buceo y Ultima Thule sería apenas un grano de arena en la playa del balneario Jaureguiberry. En este modelo a escala la sonda New Horizons sería un diminuto barco que partió hace 13 años desde el puerto del Buceo, pero sería un barco ¡del tamaño de una bacteria! que se desplaza a razón de un centímetro cada minuto. Debemos tener en cuenta que en este modelo la luz viaja a menos de 11 kilómetro por hora, es decir a la velocidad de una persona trotando.


NEW HORIZONS 

Lanzada el 19 de enero de 2006, la misión New Horizons demoró más de 9 años en alcanzar su destino principal, Plutón. Tras su exitoso y celebrado acercamiento en julio de 2015, el equipo científico de New Horizons, liderado por Alan Stern, decidió poner rumbo a Ultima Thule, con el fin de explorar por primera vez el cinturón de Kuiper. El nuevo destino de la New Horizons fue denominado "Kuiper Belt Extended Mission" (Misión extendida al cinturón de Kuiper).



La máxima aproximación a Ultima Thule se produjo en las primeras horas del 2019 y desde entonces New Horizons ha estado enviando información que mejora cada día la resolución de las imágenes obtenidas. El caudal de información obtenida por la sonda y la baja velocidad de transferencia (menos de 2 kb/s) hasta la Tierra hace prever que serán necesarios veinte meses para descargar la totalidad de la información recolectada durante el sobrevuelo.

Una de las primeras imágenes registradas de Ultima Thule lucía así.



Después de un día de transferencia de información, la resolución fue significativamente mejor.
Esta es la imagen que fue presentada durante la conferencia de prensa del miércoles 2 de enero.




Los datos más recientes sugieren que Ultima Thule es un "sistema binario de contacto", es decir dos cuerpos (Ultima y Thule) que se formaron mientras orbitaban en torno al centro de masa del sistema y que muy lentamente se fueron aproximando hasta entrar suavemente en contacto.





Durante la conferencias de prensa del 2 de enero, mientras se presentaba la nueva imagen, los científicos compararon a Ultima Thule con un muñeco de nieve:




Por supuesto que las redes no demoraron en disparar todo tipo de comentarios y comparaciones alternativas, cosas a las que Ultima Thule se puede parecer:






Más información sobre Ultima Thule, en el sitio oficial de la misión
Johns Hopkins University Applied Physics Laboratory:
#NewHorizons #UltimaThule

Alan Stern, director científico de New Horizons

Alan Stern y Brian May durante una de las conferencias de prensa.

Antes de ser famoso con Queen, Brian May ya se había graduado como físico y se encontraba estudiando un doctorado en astrofísica que debió interrumpir por su carrera musical. Casi 40 años más tarde retomó y completó su doctorado relacionado con la luz zodiacal. Desde 2015 es colaborador científico del equipo New Horizons y con motivo de celebrar el sobrevuelo más lejano de la historia compuso una canción como tributo personal. Aquí el video:



Notas relacionadas con la astronomía: http://fisicamartin.blogspot.com/search/label/Astronomía



Si te ha gustado esta nota te invito a compartirla.

Como siempre los comentario son bienvenidos.

Y toda colaboración es agradecida:

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

Comentarios